29 mar. 2014

Coulant de chocolate.

Coulant de chocolate negro con couli de frambuesa y cereza.



Les presento “Coulant de chocolate”, un postre magistral donde los haya. Quién no ha ido a un restaurante y ha visto en la carta: Muerte por chocolate, Bomba de chocolate caliente, Tormenta de chocolate, Pasión por el chocolate, Chocolat seduction, Soufflé de chocolate, Volcán de chocolate, Paradise de chocolate… todos se refieren al mismo postre, incluso hay muchos más.
Puede parecer complicado, pero la verdad es que es uno de los postres más sencillos que conozco, y además con la ventaja de que se prepara con antelación, y se conserva meses en el congelador (sin hornear).

Su nombre, coulant, significa “que fluye” o “muerte por chocolate”… no hay más que ver las fotos. Probarlo, y me contarán.




Ingredientes:

  • 8 huevos medianos
  • 150 g de azúcar
  • 150 g de mantequilla
  • 250 g de chocolate para fundir (suelo usar Nestlé Postres)
  • 125 g de harina
  • 25 g de cacao puro en polvo. Si no tenéis, podéis sustituir por harina


Preparación:

  1. 1. Batimos los huevos con el azúcar, usando unas varillas (puede hacerse a mano, no hace falta montarlos)



  1. 2. En el microondas, fundimos el chocolate troceado, programando de 30 en 30 segundos hasta que esté totalmente fundido. Vamos removiendo de cada vez.



  1. 3. Añadimos la mantequilla y el chocolate a la mezcla de los huevos con el azúcar, (teniendo cuidado de que no estén muy calientes, para que no se cuaje el huevo). Removemos bien.




  1. 4. Agregamos la harina y el cacao, mezclamos hasta que estén bien integrados.



  1. 5. Añadimos la canela (para dar un suave sabor).


  1. 6. Preparamos 18 moldes de papel, llenamos los moldes entre 1/2  y  3/4 de su capacidad. Una vez rellenos todos los moldes, llevamos al congelador por lo menos 1 hora. Conservamos en el congelador hasta su consumo. (o moldes de aluminio pequeños (de los de flan desechables) untándolos con mantequilla, y espolvoreándolos con cacao, para que no se pegue la masa).



  1. 7. Cuando queramos prepararlos, precalentamos el horno a 180 º C, introducimos los coulants, y horneamos unos 12 min. Cuando están listos, se infla el centro ligeramente, como si fuese una magdalena.


  1. 8. Sacamos del horno, e inmediatamente, con cuidado de no quemarnos, cortamos el molde de aluminio con unas tijeras, desmoldamos los coulants, y servimos. A mí me gusta tomarlos con helado de vainilla.



  1. 9. Puedes espolvorear un poco de cacao en polvo o azúcar glass. También puedes acompañar con una bola de helado ahora que apetece algo fresco y cerezas para decorar. Seguro que de cualquier modo lo disfrutas.



Ojo:

Si es la primera vez que preparas este postre, te recomiendo hacer una prueba con un coulant antes de hornear los demás, para que compruebes el punto de cocción que te gusta, más o menos líquido.
Por supuesto se pueden adaptar las cantidades y preparar menos, pero a mí me gusta tener unos cuantos siempre en el congelador por si hay visitas inesperadas. O un mal día.


Los coulants se conservan en el congelador, SIN HORNEAR, y pasan directamente del congelador, al horno.Es un postre que hay que tomar recién hecho



1 comentario:

  1. Madre mia qué pintaza tiene!!:)
    Me apunto la receta!
    Un besazo
    viviendolavieenrose.blogspot.fr

    ResponderEliminar